viernes, julio 12, 2024
InicioDestacados¿Qué son los hidrantes contra incendios?

¿Qué son los hidrantes contra incendios?

Los hidrantes contra incendios son aparatos hidráulicos que están conectados a una red de abastecimiento, cuyo propósito es suministrar agua a una manguera o monitores que estén conectados en el dispositivo, para extinguir un incendio en cualquier etapa.

También se pueden usar para llenar tanques de agua o cisternas para el servicio de extinción.

Conozca los sistemas contra incendios

Deben estar en un lugar accesible para que las mangueras y otros equipos de extinción de incendios puedan conectarse rápidamente.

Su ubicación será un espacio exterior de circulación y aparcamiento de vehículos.

¿Cómo funcionan los hidrantes?

Estos equipos están interconectados y forman parte de una red específica de agua contra incendios o una red de agua de servicios públicos de la ciudad.

El hidrante en sí no tiene manguera, pero solo lo utilizan los bomberos o los servicios de emergencia. Estos pueden conectar sus mangueras y equipos para apagar un incendio o llenar el tanque de un camión de bomberos.

Tipos de hidrantes contra incendios

Los hidrantes contra incendios están clasificados en dos tipos dentro del conjunto de instalaciones:

• Hidrantes de columna
• Hidrantes de arqueta o hidrantes subterráneos.

Hidrantes de columna

En este tipo de hidrantes las conexiones son por encima del suelo y los distinguimos como hidrantes de columna seca o húmeda.

La diferencia entre los dos tipos de bocas de incendios es si su cuerpo tiene agua o no tiene agua cuando no está en uso.

Hidrante de columna seca

Los postes de agua secos son hidrantes que se drenan después de su uso, dejando su cuerpo libre de agua.

Este factor es importante en lugares con heladas por bajas temperaturas, ya que evita roturas.

Además, cuentan con un sistema de estancamiento para que no se derramen si se dañan por un golpe.

Hidrante de columna húmeda

Los hidrantes de columna húmeda son una opción muy eficaz para la extinción de incendios donde no hay riesgo de heladas severas.

Entre sus ventajas destacamos que al colocar todo el mecanismo en el suelo, es más fácil acceder a sus elementos y resolver incidencias a la hora de realizar el mantenimiento.

Hidrantes de arqueta

Los hidrantes bajo el nivel del suelo también se conoce como «de arqueta».

Se utilizan principalmente en áreas donde no hay suficiente espacio para instalar los otros tipos de grifos que mencionamos.

La mayoría de ellos también se utilizan en zonas de tráfico rodado y en lugares donde se observan bajas temperaturas que provocan fuertes heladas.

Es cierto que tienen un caudal menor que la columna de agua, pero pueden ayudar mucho en situaciones de emergencia.

¿Afuera de su edificio hay hidrantes contra incendio?

Importancia de los hidrantes contra incendio

Los hidrantes contra incendio son una parte fundamental de la seguridad contra incendios en cualquier propiedad. Sus beneficios incluyen:

  • Acceso rápido al agua: Permiten combatir un incendio en sus primeras etapas, evitando daños mayores.
  • Reducción de daños: Ayudan a minimizar los daños a la propiedad y a los bienes materiales.
  • Protección de vidas: Salvan vidas al permitir la extinción rápida de un incendio.
  • Disminución de las primas de seguros: Las compañías de seguros pueden ofrecer descuentos en las primas a propiedades con hidrantes contra incendio.

Tipos de hidrantes contra incendio

Hidrantes de columna seca

Los hidrantes de columna seca son los más comunes en zonas urbanas. Se instalan bajo tierra y solo se activan cuando se necesita, lo que evita el congelamiento del agua en climas fríos.

Componentes de un hidrante de columna seca:

  • Válvula principal: Controla el flujo de agua hacia el hidrante.
  • Válvula de drenaje: Permite vaciar el agua del hidrante para evitar su congelamiento.
  • Brida de conexión: Permite conectar una manguera al hidrante.
  • Tapa de protección: Protege el hidrante de daños y vandalismo.

Hidrantes de columna húmeda

Estos hidrantes mantienen la tubería llena de agua a presión, permitiendo un acceso inmediato al agua en caso de incendio. Son ideales para zonas con temperaturas bajo cero.

Componentes de un hidrante de columna húmeda:

  • Válvula principal: Controla el flujo de agua hacia el hidrante.
  • Válvula de retención: Evita que el agua regrese a la red de agua potable.
  • Brida de conexión: Permite conectar una manguera al hidrante.
  • Válvula de purga: Permite eliminar el aire de la tubería.

Hidrantes de pared

Los hidrantes de pared se instalan en fachadas de edificios y son ideales para combatir incendios en zonas interiores.

Componentes de un hidrante de pared:

  • Válvula principal: Controla el flujo de agua hacia el hidrante.
  • Manguera: Manguera pre-conectada al hidrante.
  • Boquilla: Permite dirigir el flujo de agua hacia el fuego.

Hidrantes especiales

Existen hidrantes especiales para diferentes aplicaciones, como:

  • Hidrantes para aeropuertos: Diseñados para combatir incendios en aviones.
  • Hidrantes para barcos: Instalados en muelles y puertos para combatir incendios en barcos.
  • Hidrantes para espuma: Utilizados para combatir incendios en materiales combustibles como líquidos inflamables.

Funcionamiento de un hidrante contra incendio

El funcionamiento de un hidrante contra incendio es relativamente sencillo:

1. Acceso:

  • Se localiza el hidrante más cercano al incendio.
  • Se retira la tapa del hidrante utilizando una llave especial.
  • Se verifica que la válvula del hidrante esté abierta.

2. Conexión:

  • Se selecciona la manguera adecuada para el tipo de incendio.
  • Se conecta la manguera al hidrante utilizando una rosca o un adaptador.
  • Se asegura que la conexión sea firme para evitar fugas.

3. Activación:

  • Se abre la válvula de la manguera para permitir el flujo de agua.
  • Se ajusta la presión del agua según sea necesario.

4. Extinción:

  • Se dirige el agua hacia el fuego con cuidado y precisión.
  • Se continúa con la extinción del incendio hasta que esté completamente controlado.

5. Cierre:

  • Una vez extinguido el incendio, se cierra la válvula de la manguera.
  • Se desconecta la manguera del hidrante.
  • Se coloca la tapa del hidrante en su lugar.

Instalación de un hidrante contra incendio

La instalación de un hidrante contra incendio debe realizarse por personal calificado y siguiendo las normas NFPA (National Fire Protection Association).

Pasos básicos para la instalación:

  1. Planificación:
    • Se realiza un estudio del área para determinar la cantidad y ubicación de los hidrantes necesarios.
    • Se selecciona el tipo de hidrante adecuado para la aplicación.
    • Se obtienen los permisos necesarios de las autoridades locales.
  1. Excavación:
    • Se realiza una excavación de la profundidad y dimensiones adecuadas para la instalación del hidrante.
    • Se asegura que la base de la excavación sea firme y nivelada.
  2. Preparación de la tubería:
    • Se instala la tubería principal de agua hasta el lugar del hidrante.
    • Se coloca una válvula de control en la tubería principal.
  3. Colocación del hidrante:
    • Se coloca el hidrante en la excavación y se asegura a la base.
    • Se conecta la tubería del hidrante a la tubería principal.
  4. Pruebas:
    • Se realizan pruebas para verificar el correcto funcionamiento del hidrante.
    • Se verifica el flujo de agua, la presión y la operatividad de las válvulas.

Normas y regulaciones para la instalación:

  • NFPA 13: Norma para la instalación de sistemas de rociadores.
  • NFPA 24: Norma para la instalación de sistemas de alarma de incendio.
  • NFPA 25: Norma para la inspección, prueba y mantenimiento de sistemas de protección contra incendios.
  • Códigos locales de construcción: Es importante verificar y cumplir con los códigos locales de construcción que regulan la instalación de hidrantes contra incendio.

Mantenimiento de un hidrante contra incendio

El mantenimiento regular es fundamental para garantizar el correcto funcionamiento del hidrante en caso de incendio.

Tareas básicas de mantenimiento:

  • Inspección visual: Se revisa el estado general del hidrante, buscando daños, fugas o corrosión.
  • Prueba de flujo: Se verifica el flujo de agua del hidrante y se mide la presión.
  • Lubricación: Se lubrican las partes móviles del hidrante para asegurar su correcto funcionamiento.
  • Pintura: Se pinta el hidrante para protegerlo de la corrosión y mejorar su visibilidad.
  • Registro: Se registra el mantenimiento realizado en un cuaderno o sistema digital, incluyendo la fecha, las tareas realizadas y los resultados de las pruebas.

Frecuencia del mantenimiento:

  • Mensual: Se recomienda realizar una inspección visual mensual.
  • Anual: Se recomienda realizar una prueba de flujo y lubricación anual.
  • Según sea necesario: Se debe realizar un mantenimiento adicional si se observa algún daño o fuga.

Consideraciones adicionales para la selección e instalación de hidrantes

  • Caudal: El caudal del hidrante debe ser suficiente para combatir el tipo de incendio que se pueda presentar.
  • Presión: La presión del agua debe ser suficiente para alcanzar la altura necesaria para combatir un incendio en un edificio alto.
  • Accesibilidad: Los hidrantes deben ser fácilmente accesibles para los bomberos en caso de incendio.
  • Visibilidad: Los hidrantes deben ser visibles para que las personas puedan encontrarlos fácilmente en caso de emergencia.
  • Vandalismo: Se deben tomar medidas para proteger los hidrantes del vandalismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

LO MÁS LEÍDO