miércoles, febrero 8, 2023
InicioNoticiasComunicacionesCanalizaciones eléctricas: ¿Qué son, sus tipos y aplicaciones?

Canalizaciones eléctricas: ¿Qué son, sus tipos y aplicaciones?

Las canalizaciones eléctricas o simplemente tubos en un sistemas eléctricas, son los elementos encargados de contener los conductores eléctricos. La función de las canalizaciones eléctricas es proteger al conductor de daños mecánicos y químicos, altas temperaturas y humedad; además, distribuido uniformemente, adecuado para el cableado eléctrico en el sistema.

¿Qué es la tubería conduit y cuáles son sus usos?

Las canalizaciones eléctricas se fabrican para adaptarse a cualquier entorno que necesite transportar cables eléctricos. Por eso, se pueden empotrar (techos, suelos o paredes), superficies, exteriores, zonas vibratorias, zonas húmedas o ubicaciones subterráneas.

Tipos y aplicaciones de canalizaciones

Según el tipo de material del que están hechos, se dividen en: metálicos y no metálicos. Los no metálicos son de materiales termoplásticos, ya sea PVC o polietileno, en el caso de las canalizaciones metálicas, se fabrican en acero, hierro o aluminio.

Tubos de PVC

PVC es un material termoplástico, uno de los derivados de los polímeros. Su nombre proviene del compuesto de policloruro de vinilo, de ahí el nombre «PVC». Es duradero y rígido, puede sobrevivir en condiciones húmedas y algunos productos químicos. Debido a las propiedades de los termoplásticos, es autoextinguible con las llamas, no se corren y son muy ligeros.

Aplicaciones

  • Empotrado bajo hormigón, suelos, techos y paredes.
  • en zonas húmedas.
  • Sobre superficies, teniendo en cuenta sus limitaciones térmicas y mecánicas.

Tubos EMT

Por sus siglas en inglés, Electrical Metallic Tubing (EMT). Estos tubos son algunos de los más versátiles en instalaciones eléctricas comerciales e industriales, esto por ser moldeables en diferentes formas y ángulos, lo que le permite enrutar fácilmente su cableado. Pasan por un proceso de galvanizado, un recubrimiento que evita la corrosión y permite una mayor durabilidad. Puede estar disponible en tamaños de 1/2″ a 4″ de diámetro. No tienen extremos roscados y utilizan accesorios especiales para unirse y conectarse a la caja.

Aplicaciones

  • Su mayor aplicación es el montaje sobre superficies (áreas visibles). Sufrir daños mecánicos menores. Pueden estar directamente al aire libre.
  • Pueden ser áreas empotradas u ocultas; bajo concreto, en pisos, techos o paredes.

Tubos IMC

Estos tubos son los más resistentes al daño mecánico. Son más difíciles de trabajar que EMT debido al grosor de la pared. Están roscados en ambos extremos y se pueden conectar con conectores roscados (niples o coples). También puedes hacer las roscas a mano con un grifo, en cuyo caso debes intentar desbarbar al instalar para que no afecte a los conductores.

Para evitar la corrosión, están galvanizados interna y externamente mediante un proceso de inmersión en caliente. Debido a su fabricación, son tuberías muy duraderas y sellan bien. Capacidad para acomodar cables sin dañarlos ni abusar de ellos. Sus tamaños van desde 1/2″ hasta 6″ de diámetro.

Aplicaciones

  • Aunque se pueden utilizar en cualquier zona, son muy utilizados en instalaciones eléctricas industriales, zonas ocultas o vistas. Ya sea enterrado en el suelo o enterrado en el suelo o debajo de hormigón.
  • Se pueden utilizar en exteriores y resisten la corrosión gracias a su revestimiento galvanizado.
  • Donde exista riesgo de explosión.

Tubo Liquidtight

Esto es similar a una tubería de metal flexible, excepto que el aislamiento termoplástico está revestido. Este acabado final lo hace firmemente sellado, duradero y flexible.

Aplicaciones:

  • Cableado de motores y maquinaria industrial.
  • Zonas de alta vibración.
  • Apto para lugares polvorientos.
  • Lugares agresivos con alta humedad y presencia de aceite.
  • Zonas corrosivas.

Tubos flexible metálicos

Estas tuberías están hechas de acero y están recubiertas de galvanizado. Su flexibilidad a la torsión y resistencia mecánica se debe a su forma engargorada (láminas distribuidas en forma helicoidal). Por su construcción (baja estanqueidad), no se recomienda para lugares con mucha humedad, vapor o gas. Está disponible en tamaños de 1/2″ a 4″ de diámetro.

Aplicaciones

  • Su principal aplicación es en entornos industriales.
  • En lugares de contacto con el sistema conductor sujetos a vibración, pandeo y daño mecánico.
    Instale en áreas visibles donde el radio de curvatura del cable es importante.
  • Para conectar equipos eléctricos, máquinas, motores y transformadores.

Tubos flexibles de plástico

Están fabricados en material termoplástico, normalmente PVC de doble capa, para hacerlo más duradero y hermético. Se caracterizan por su bajo peso, y su superficie ondulada las hace flexibles.

Aplicaciones:

  • Montaje en zonas visibles donde el fresado a realizar tenga un gran radio de curvatura.
  • En equipos que involucren cableado de alta curvatura.

¿Qué opina sobre los tipos de canalizaciones eléctricas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

LO MÁS LEÍDO

15585

¿Quieres recibir nuestro BOLETIN semanal con la mejor información del mundo de la Seguridad?

15856