martes, octubre 4, 2022
InicioNoticiasComando y Control¿Qué son ciudades inteligentes?

¿Qué son ciudades inteligentes?

Últimamente, mucha gente habla de las ciudades inteligentes, pero ¿sabemos exactamente qué son ciudades inteligentes? ¿Cuáles son las ventajas de una ciudad inteligente? o ¿Cuáles son los requisitos para ser una ciudad inteligente?.

En general, una “ciudad inteligente” se entiende como una ciudad que, mediante el uso de la tecnología, brinda servicios tradicionales y resuelve problemas urbanos. Una ciudad inteligente es aquella que facilita la movilidad, mejora los servicios sociales, es sostenible y da voz a los ciudadanos.

Así pues, aunque parezca que el concepto es muy nuevo, podría considerarse que las ciudades romanas ya eran ciudades inteligentes, pues utilizaban la tecnología para facilitar la vida de los ciudadanos que las habitaban: como sistemas de plomería y tratamiento de aguas residuales.

Los principales objetivos de las ciudades inteligentes son mejorar la eficiencia de las políticas, reducir el desperdicio y las molestias, mejorar la calidad económica y social y maximizar la inclusión social.

¿Cuáles son las ciudades inteligentes del mundo?

¿Qué son ciudades inteligentes?

Una ciudad inteligente (smart city) es una ciudad que utiliza el potencial de la tecnología y la innovación y otros recursos para promover de manera más efectiva el desarrollo sostenible y, en última instancia, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

La idea es que las ciudades inteligentes no son solo una herramienta política, sino también un hecho tangible. Todos debemos cooperar activamente para que nuestra ciudad pueda desarrollarse de manera sostenible para la nueva generación y mejorar nuestra calidad de vida.

Requisitos para saber que son ciudades inteligentes

Para que un área urbana sea considerada una ciudad inteligente, se deben cumplir las siguientes condiciones:

• Desarrollo sostenible y armonioso de la economía, la sociedad y el medio ambiente.

• Gestión óptima de los recursos naturales mediante la participación de las personas.

• Ciudadanos y organizaciones afines de la ciudad.

• Infraestructura e infraestructura equipada con soluciones tecnológicas para facilitar la vida de las personas.

Pero la clave para impulsar una ciudad inteligente es la participación ciudadana. Si las personas no contribuyen activamente al uso y promoción de estas alternativas, no se lograrán los objetivos marcados en el proceso de implementación.

La información, formación y difusión a los ciudadanos de los órganos administrativos estatales es fundamental.

Ventajas de las ciudades inteligentes

Internet de las cosas (IoT), big data, aplicaciones móviles, Industria 4.0 y más pueden mejorar la eficiencia de las ciudades, si sabemos cómo usarlas de manera inteligente. En este sentido, la ciudad puede gestionar la tecnología para mejorar la vida de sus habitantes y, más específicamente, traer beneficios como:

• Contribuir a la mejora del medio ambiente.

• Ahorre costes para sus ciudadanos.

• Mejora de los servicios públicos.

• Mejora de la transparencia en la gestión de los órganos administrativos.

• Gestionar la fidelización de la empresa y atraer talento.

• Mejora de la comunicación con los ciudadanos.

Sectores de aplicación de ciudades inteligentes

Las áreas de aplicación de las ciudades inteligentes son muy amplias, como por ejemplo:

Medio ambiente: Sistemas que permiten el ahorro de energía, el consumo eficiente de agua, promueven el reciclaje, reducen las emisiones de gases nocivos, mejoran el uso de vehículos eléctricos públicos y privados, y más.

Sanidad: Telemedicina, asistencia remota, manejo de archivos y datos de pacientes y alerta automática a los servicios de emergencia cuando una persona mayor o discapacitada se cae o se desvía, entre otros.

Urbanismo: Gestión eficaz del tráfico, mejora de rutas de transporte público, infraestructura sostenible (edificios inteligentes), nuevo sistema de alumbrado público con tecnología LED y aplicaciones de consumo adaptativo, riego automático e inteligente de jardines, etc.

Administración y Gobierno: Sistema de gobierno electrónico, plataforma de pago en línea, entorno iCloud, banda ancha móvil, Wi-Fi público gratuito.

Seguridad: Por ejemplo, tenemos el CISEM (Centro de Seguridad Integrada y Emergencias) en Madrid, que coordina el Cuerpo de Samur y la Policía, reduciendo los tiempos de respuesta a 8 minutos.

Turismo y ocio: Aplicaciones para facilitar las visitas turísticas, como guías de ocio y para el consumidor para encontrar negocios y restaurantes. Por lo tanto, los resultados se pueden adaptar a los intereses de cada individuo.

Ejemplos de ciudades inteligentes

En todo el mundo, en la mayoría de los países más desarrollados, hay proyectos de ciudades que de alguna manera aspiran a ser ciudades inteligentes por derecho propio. El objetivo final de una ciudad inteligente o smart city es la adopción total de todas las iniciativas, aunque el proceso a menudo implica implementar algunas iniciativas primero y luego otras.

Málaga. Con la llegada del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y el proyecto energético de ENEL, la ciudad del sur de España se ha convertido en un auténtico laboratorio en cuanto a tecnología, pero sobre todo energética.

La clave para transformarse en una ciudad verdaderamente inteligente radica en los procesos energéticos de la ciudad, especialmente aquellos que producen electricidad a partir de energía eléctrica.

Singapur. En este caso, la ciudad-estado asiática es uno de los centros tecnológicos más influyentes del mundo. En la forma de desplegar soluciones inteligentes para el tráfico y la videovigilancia son los pioneros.

Montevideo. La capital de Uruguay es la ciudad con mejor calidad de vida de América Latina, siendo pionera en planes de modernización y redistribución de recursos.

Además, en los últimos años, se ha convertido en un verdadero foco digital para la región. Por tanto, la estrategia de transformación en ciudad inteligente incluye el desarrollo de varias iniciativas de forma simultánea.

Copenhague. Dinamarca ha sido uno de los países más sostenibles del mundo durante muchos años y es un referente en políticas de desarrollo sostenible, entre otras cosas.

Por tanto, no es de extrañar que la capital sea considerada una de las regiones más respetuosas y respetuosas con el medio ambiente, como una de las formas de convertirse en una ciudad inteligente.

Además de ciudades destacadas, Londres, Nueva York, Seúl o Barcelona ya conocidas como ciudades inteligentes continúan liderando esta tendencia sostenible y eficiente.

Otras ciudades como Nairobi (Kenia), Doha (Qatar) o Brisbane (Australia) son ciudades con alto potencial y están en proceso de implementar una serie de iniciativas que aspiran a convertirse en una ciudad inteligente en la Región Central.

¿Cuál es la ciudad inteligente más interesante para ti?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

LO MÁS LEÍDO

Suscribete a nuestro BOLETIN GRATUITO

Quieres recibir nuestro

Boletín Gratuito?