viernes, septiembre 30, 2022
InicioNoticiasCiberseguridadLa clave de la seguridad en el Metaverso

La clave de la seguridad en el Metaverso

El metaverso ha irrumpido en el ámbito tecnológico con poder y muchas incógnitas. Si bien algunos cuestionaron su viabilidad, los analistas publicaron sus predicciones que apuntan a la próxima generación de Internet como la mayor revolución que Internet haya visto. Pero en este camino, la seguridad en el metaverso y la privacidad se han convertido en dos desafíos que deben abordarse con urgencia si se quiere avanzar con éxito.

Metaverso parece destinado a ser una de las palabras de moda en el mundo tecnológico y en el no tan tecnológico. Además, mientras que para muchos es una moda pasajera, para otros es mucho más que eso. Esta red de entornos virtuales que permite a las personas interactuar entre sí e interactuar virtualmente con entidades y objetos parece estar dando sus primeros pasos.

La biometría de huellas digitales para la ciberseguridad

La consultora Garand View Research (GVR) estima que el metaverso podría tener un valor de 54.000 millones de dólares este año solo en los Estados Unidos. Si bien este número es considerable, se espera que continúe creciendo en los próximos años, alcanzando los 678.000 millones de dólares.

A medida que toma forma este nuevo escenario virtual, los datos procesados ​​por los analistas continúan creciendo. Grandes empresas como Microsoft y Apple ya han comenzado a dar pasos en este campo, adquiriendo empresas por millones de dólares y desarrollando productos en este campo.

Esto ha resultado en parcelas en el mundo virtual que ya se venden por cinco veces su valor. El precio de las parcelas de tierra ha aumentado un 500 % en los últimos meses, lo que podría llevar a que Metaverso pronto se convierta en un negocio de un billón de dólares, según un informe de la gestora criptoactivos Grayscale.

El auge de tecnologías como blockchain o gemelos digitales ha contribuido en gran medida al impulso de este metaverso. Es algo de lo que ningún reino puede escapar, ya que todos parecen tener la vista puesta en estar presentes en este mundo virtual, desde marcas de ropa, automóviles, bancos y más.

Impulso del metaverso

Según GVR, varios factores están impulsando su valor, especialmente debido al distanciamiento social y los bloqueos desde la pandemia de COVID-19. Esto ha llevado a un aumento significativo en la penetración de aplicaciones como juegos, reuniones sociales, aprendizaje o compras en línea.

Según Gartner, para 2026, una cuarta parte de la población mundial pasará al menos una hora al día en mundos virtuales trabajando, comprando, estudiando o disfrutando de diversas opciones de entretenimiento.

Según la consultora, llegar a este mundo supondrá una inversión de unos 4.100 millones de dólares en formación, 4.100 millones en mantenimiento industrial y 17.600 en videojuegos. Sin embargo, es muy importante señalar que el metaverso no será solo un espacio virtual donde las personas interactúen con sus avatares como en los juegos de realidad virtual. La gran diferencia es que la vida digital y física se cruzarán, por lo que serán paralelas a su impacto mutuo.

El rápido progreso que está experimentando el metaverso significa que ahora es el momento de que las marcas comiencen a ingresar a este mundo, probando y preparándose para el momento del despegue final.

A medida que el metaverso evolucione, las empresas deberán adaptarse a él y pensar en sus implicaciones. La personalización extensiva del contenido, la adaptación de los formatos existentes a los nuevos formatos requeridos por este nuevo escenario y la necesidad de mejorar la interoperabilidad entre diferentes metaversos serán los desafíos.

Desafíos de seguridad en el metaverso

A pesar de este rápido desarrollo, Metaverso también ha encontrado su particular escollo en términos de seguridad y privacidad. Un aspecto fundamental que es importante para salvar para seguir adelante. Al igual que con otras tecnologías más maduras, las preocupaciones sobre la privacidad son uno de los factores que hacen que muchos usuarios se muestren reacios a colocar sus datos en el metaverso.

Especialmente en el caso de Meta, la empresa matriz de Facebook, WhatsApp e Instagram, los usuarios se mostraron más escépticos a la hora de encontrar casos en los que la empresa utilizará datos de usuarios para compartirlos con terceros.

Además de estas preocupaciones sobre la privacidad, las amenazas cibernéticas también son muy comunes en el mundo virtual. Si los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) son uno de los ataques más comunes en la actualidad, no es de extrañar que proliferen en esta nueva situación.

El robo de identidad o spoofing pueden ser uno de los principales problemas que vemos en el mundo virtual. El hecho de que las personas interactúen con avatares en este universo requerirá nuevas formas de detección y verificación de identidad para evitar que los ciberdelincuentes se hagan pasar por otros para robar bienes virtuales o acceder a datos críticos.

La existencia de bienes virtuales requerirá un plan de protección contra el robo por parte de los ciberdelincuentes. Por supuesto, los usuarios buscan confianza y seguridad al realizar cualquier transacción en Metaverso.

Al igual que otras tecnologías, como la nube, Metaverso tendrá que avanzar para encontrar soluciones a estas barreras de adopción. Pero, ¿cómo garantizar que Metaverso sea seguro y confiable?

En este caso, su seguridad y privacidad estarán en manos de los operadores del metaverso, quienes deben asegurarse de que esta protección se base en una fuerte identidad digital. Para ello, es fundamental que todas las identidades cuenten con un certificado digital basado en PKI, que es un estándar de facto para instituciones financieras, gubernamentales y de defensa.

Por lo tanto, en el metaverso, los certificados digitales jugarán un papel importante en la creación y protección de todas las identidades digitales. Sin ellos, la infraestructura del metaverso sería frágil. En caso de un ciberataque, se robarán identidades digitales débiles, como nombres de usuario y contraseñas, o se podrán llevar a cabo otras actividades fraudulentas. Construir el metaverso sobre métodos frágiles de identidad digital dificultará su adopción y, por lo tanto, limitará su potencial.

La gestión de la identidad digital, la clave para la protección de los usuarios

Esto solo será parte del mayor desafío de ciberseguridad que traerá la evolución del metaverso. Otro desafío importante será la necesidad de administrar las grandes cantidades de identidades digitales y certificados digitales necesarios para operar el metaverso.

Pero aquí viene otro paso necesario para los emisores y gestores de certificados digitales, muchos de los cuales todavía utilizan técnicas de gestión manual, lo que conlleva importantes riesgos.

Será necesario un desarrollo en este sentido para prepararse y anticipar posibles problemas con las identidades y los certificados digitales. Además, definitivamente necesitará más complementos de seguridad de terceros para garantizar la protección en los diversos indicadores que desarrollan.

Sin seguridad y privacidad por diseño, veríamos serios problemas, lo que crearía barreras para la adopción. Actualmente, muchos parámetros del metaverso, incluida la seguridad, permanecen sin definir debido a su estado inicial y emergente.

Sin embargo, sería un aspecto importante a abordar, como si la seguridad, y específicamente la seguridad de la identidad, no estuviera en el centro de la estrategia ya que en etapas tan tempranas de desarrollo, el metaverso no puede promover el desarrollo y la aceptación.

¿Por qué es importante la seguridad en el metaverso?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

LO MÁS LEÍDO

Suscribete a nuestro BOLETIN GRATUITO

Quieres recibir nuestro

Boletín Gratuito?