sábado, junio 25, 2022
InicioNoticiasDetección de IncendiosCámaras a prueba de explosiones, el futuro de la seguridad en infraestructuras...

Cámaras a prueba de explosiones, el futuro de la seguridad en infraestructuras críticas

En infraestructura crítica, existen regulaciones estrictas sobre las características de los equipos de videovigilancia que se permite utilizar. Un ejemplo de esto son las cámaras a prueba de explosiones, que a menudo se utilizan en aplicaciones sensibles desde el punto de vista de la salud, la seguridad y el medio ambiente, pero también para la supervisión de procesos. Pero, ¿cómo funcionan las cámaras a prueba de explosiones?

Hay varias definiciones de estas tecnologías y, lo que es más importante, se ha pensado mucho sobre su alcance. Según Francisco Rodríguez, Especialista y Gerente del Área Técnica de Axis Communications, las cámaras a prueba de explosiones incluyen una carcasa de alta resistencia y están certificadas para su uso en áreas peligrosas donde hay presencia de materiales inflamables (líquidos, gases, vapores o polvo).

Las áreas clasificadas como peligrosas son comunes en entornos industriales como la industria del petróleo y el gas, plantas químicas, minas subterráneas, aserraderos y plantas de la industria alimentaria. En todos estos espacios, el uso de cámaras de vigilancia puede ayudar a mejorar significativamente la seguridad y la eficiencia.

Cámara PTZ a prueba de explosiones

Claridad de la protección contra explosiones

Rodríguez comentó que el concepto de “a prueba de explosiones” muchas veces es confuso, es decir, se puede malinterpretar como una cámara diseñada para soportar una explosión o incendio y seguir funcionando en caso de explosión o incendio. La realidad es que esto no está garantizado, e incluso si la cámara puede resistir una explosión, sin importar en qué esté montada, probablemente no lo hará, anulando el beneficio.

La cámara está alojada en una carcasa resistente, generalmente de acero inoxidable o aluminio, que está certificada para evitar chispas de la cámara. Aquí puede ser donde surge otro malentendido de la terminología de seguridad. Cuando se habla de equipos a prueba de explosión, a menudo se usa el término «intrínsecamente seguro».

Comentario de experto: «Seguridad intríncesa Ex i» se refiere a un método específico de protección contra explosiones en el que la energía eléctrica dentro del equipo se limita a niveles por debajo de los cuales pueden causar chispas o limitar el calor del equipo. Sin embargo, las cámaras de vigilancia suelen ser demasiado complejas y requieren demasiada potencia para utilizar este método. En estos casos, «Ex d» es el método de protección contra explosiones, donde la protección la proporciona la carcasa del equipo.

Principio a prueba de explosiones: aspectos técnicos

Los expertos de Axis explican que los equipos de videovigilancia utilizados en áreas peligrosas deben ser a prueba de explosiones. En áreas no peligrosas o seguras, otros tipos de soluciones de video, cámaras versátiles y de alta calidad, aplicaciones de análisis, control de acceso físico y audio en red están disponibles para entornos normales y exigentes.

A su vez, señala tres principios básicos que se aplican a la protección contra explosiones: contención, prevención y aislamiento. La contención significa que, en caso de explosión, se puede confinar en un área bien definida para evitar que se propague a la atmósfera inmediata. Las cámaras a prueba de explosiones utilizan este principio.

Cuando se toman precauciones, tanto la energía térmica como la eléctrica se reducen a niveles seguros, tanto en condiciones normales de funcionamiento como en caso de falla. Las cámaras de videovigilancia también utilizan este principio. Si se utiliza aislamiento, los componentes eléctricos o las superficies calientes se aíslan físicamente de la atmósfera explosiva. El aislamiento se puede aplicar de diferentes formas, por ejemplo mediante prensado o encapsulado.

Optimice la seguridad y la eficiencia operativa

Las cámaras a prueba de explosiones permiten asignar una o más tareas operativas o de seguridad a una cámara específica. Las mismas cámaras que monitorean la salud general de la planta también pueden respaldar los protocolos de seguridad y protección existentes. Estas características versátiles reducen la cantidad de cámaras instaladas y garantizan el retorno de su inversión.

Por su naturaleza, las áreas peligrosas son lugares donde los empleados necesitan pasar la menor cantidad de tiempo, en caso de que algo salga mal. Las imágenes de alta calidad de las cámaras de vigilancia permiten el monitoreo visual remoto y la verificación de los detalles forenses, lo que permite a los operadores medir exactamente cuándo se necesita la intervención del personal. Esto proporciona beneficios inmediatos para la salud y la seguridad.

De acuerdo al especialista de Axis Communications, con el uso cada vez mayor del aprendizaje profundo, las cámaras ahora pueden detectar patrones, tendencias y anomalías que brindan beneficios adicionales en salud, seguridad y eficiencia operativa. ‘Los análisis pueden detectar si las personas que trabajan en áreas peligrosas usan la ropa de protección adecuada, mientras que los análisis de humo y fuego respaldan la posibilidad de detectar incendios en una etapa temprana’, comenta Francisco.

El conjunto de datos de la cámara, tanto los datos de imagen como los metadatos, así como los datos de otros sensores, se pueden agregar y analizar para generar información que impulse el rendimiento, mejore la seguridad y el mantenimiento predictivo.

Agrega Rodríguez que ‘las interrupciones de la producción y el tiempo de inactividad de un centro de trabajo son costosas, sea cual sea la causa. Al integrar cámaras a prueba de explosiones en la arquitectura de su sistema de control, estará añadiendo un nivel adicional de transparencia que le ayudará a entender mejor lo que sucede en sus operaciones. Puesto que amplían y mejoran la recopilación de datos, las tecnologías ayudan a prever las tareas de mantenimiento y avisar cuando se detecten anomalías y otras interrupciones. De esta forma, se puede optimizar el rendimiento operativo y lograr el máximo tiempo de actividad de los equipos y procesos esenciales’.

A medida que las capacidades de las cámaras a prueba de explosión que no sean de video continúen creciendo, los beneficios de colocarlas en infraestructuras críticas continuarán multiplicándose. Estos brindarán importantes oportunidades de seguridad, al mismo tiempo que generarán ganancias de rendimiento que pueden representar un atractivo retorno de la inversión, por lo que hoy es necesario investigar el verdadero potencial de estas soluciones para aplicar, de esta manera, a la seguridad personal, el medio ambiente y el rendimiento de la empresa.

¿Por qué es importante las cámaras a prueba de explosiones?

Recibe Las Últimas Noticias

¿Quieres recibir por correo electrónico nuestras últimas novedades y noticias? Suscríbete a nuestro boletín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

LO MÁS LEÍDO

15585

NO TE OLVIDES DE SUSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETIN

15856